¿Cómo se puede comer a oscuras? ¿No es un follón? ¿Nos vamos a manchar la ropa?


 

Cuando se nos priva de nuestro principal sentido que es la vista, tenemos tendencia a utilizar más el resto de nuestros sentidos: el oído, tacto y olfato. Nos permiten apañarnos en la oscuridad para comer, ir a la mesa… Aunque al principio la experiencia nos intimide, se torna más agradable conforme nos relajamos. Nuestros guías invidentes reciben la formación adecuada para poder asegurar el bienestar de los clientes, ellos os darán todos los consejos pertinentes.Os recomendamos no acudir con ropa cara para evitar el estrés. El restaurant no se hace responsable de las manchas ni de lo que le pueda ocurrir a vuestra ropa.